Casitas de por ahí

Hace algún tiempo, un sábado a la mañana, Calderón viajó desde Neuquén hasta Temuco (Chile) y disfrutó al ver las casitas de campo. Y acá viene una confesión.

Cada vez que Calderón ve esas casitas de campo, imagina la vida de sus dueños; imagina la rutina de esas familias, el despertar, los desayunos y se imagina en su lugar…

Cada vez que Calderón ve esas casitas se pregunta: ¿Vivirías allí? No puedo decir que haya escuchado la respuesta, pero sí vi su sonrisa.

casita temuco 1_edited casita temuco 2edited casita temuco 3_editedcamino temuco6_edited

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s