Salto

Esta vez Calderón se fue lejos, lejos, lejos. Cargó lo indispensable en La Torta y enfiló con sus acompañantes a recorrer el norte neuquino. Norte que, para el resto de los mortales, será el sur del mundo, pero esa es otra cuestión.

Lo cierto es que Calderón llegó a Caviahue –360 kms de la ciudad de Neuquén y 1550 kms de Buenos Aires- y conoció casi por casualidad el Salto del Agrio ( no confundirse con la cascada del Agrio, que son tres y muy bonitas)

Confesión: Cuando Calderón se bajó de La Torta para conocer el salto, esperaba un “saltito”, uno de las tantas cascadas de la Patagonia, casi que esperaba un desnivel en el piso…

Sin embargo se encontró con un salto de 60 metros, con una araucaria hermosa que resiste al viento, con una cordillera más imponente que nunca y con un enorme cráter volcánico que se convierte en laguna para recibir las aguas del salto.

Cuando Calderón volvió a subirse a La Torta, miró para atrás y pensó: “La vida es linda”.

Un comentario en “Salto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s