Bondiola con cipolla

Calderón se queja de la ciudad, dice a los cuatro vientos que adora su reciente vida patagónica, que no le molesta el viento, que se siente mejor, que escucha radios de ciudad sólo para saber qué anda pasando…. pero la verdad es que Calderón adora ver cosas como la  decoración con ajo.

La ciudad sorprende y más de una vez  siente nostalgia cuando retoma la Ruta N5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s