Con la casa a cuesta

Calderón viaja en motorhome y eso le impone otro ritmo al viaje. Como ya sabemos, Calderón disfruta tanto del ir como del llegar, y el motorhome -llamada “La Torta”- enfatiza ese disfrute del mientras tanto.

Observaciones de Calderón desde que viaja en La Torta:
– En la ruta, los viajeros en casas rodantes o motorhomes se saludan.
– La gente le sonríe. No a uno, a La Torta.
– Los oficiales de los controles fitosanitarios o de tránsito hacen más preguntas: ¿Cuánto te salió? ¿Cuánto gasta por kilómetro? ¿Dónde lo compraste?
– Los mochileros hacen dedo con mayor énfasis.
– Los despachantes de estaciones de servicio son más charladores: “Viajar así da gusto”, “¿Por qué ruta vas a ir? Es de ripio pero se puede andar”, “Cuidado que las curvas son cerradas”, “¿Hace cuánto lo tenés?”…

Es como dicen por ahí, se hace camino al andar.

8 comentarios en “Con la casa a cuesta

  1. Hermosa La Torta y muy entretenidos tus comentarios. Con ellos me dieron ganas de volver a esa parte de Neuquén tan hermosa. Ojalá nos encontremos en la ruta alguna vez y podamos charlar sobre nuestras experiencias.
    Carlos

  2. Pingback: Dos historias en un sólo viaje | ya calderón ya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s