Musters, el práctico

Calderón empezó a leer “Viaje entre los Patagones” y le interesó este párrafo:

“Como nuestra partida había sido fijada para el día siguiente  procedí a revisar mis efectos personales, cuya lista puede ser útil para quienes se propongan explorar la Patagonia. Dos alforjas contenían mi equipo y las cosas necesarias que consistían en un par de camisas, dos tricotas, unos cuantos pañuelos de seda y jabón, cajuelas de fósforos, útiles de escribir, sedales y anzuelos,  quinina, cáusticos y un frasquito de estricnina”.

Calderón se da cuenta que viaja muy mal preparado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s