Entre papas y trenes muertos

Hace algún tiempo, Calderón notó que cada ciudad le rinde homenaje a aquello que la sostiene (económicamente hablando). Por eso, no le sorprendió ni un poco conocer el Monumento al Papero de Villa Dolores.

Allí, al costado de lo que solía ser la estación de trenes (que hoy es tan bonita como inútil), están los dos paperos mirando la ciudad de Traslasierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s